El DJ NACE O SE HACE?

En la entrevista a DJ Bax hace unos años atrás muchos se preguntaron la realidad de la afirmación de Bax: El dj nace, no se hace. Ahora, muchos meses después y mucha controversia de la sobrepoblación actual de DJs, sumado a la creciente oferta de escuelas, taller, etc de formación o seudo formación de DJs daremos nuestro punto de vista.

Mucho se habla de amor a la música y respecto a ella. Para empezar creemos que haya ser vivo que no ame la música, todos los que ingresamos al mundo de la música, sea como DJ o en alguna otra de las tantas ramas sentimos el llamado de la música. Algunos por moda, aceptación y más importante por nuestra propia naturaleza.

El respecto se puede medir en muchas variables, aunque muchos claman que es solo sabiendo cobrar y no tirarse al piso por unos centavos. El respecto también es llegar temprano, prepararse su material antes de salir de casa, no ingerir sustancias legas o ilegales hasta el grado de la inconsciencia y/o cualquier otra actitud que evite metidas de pata en nuestros eventos. Recuerden que nos contratan para hacer la fiesta, no para ser parte de ella.

Antiguamente, diría unos 10 años atrás (que no es mucho), la única forma de empezar como DJ era trabajar en algún local que tuvieran un reproductor profesional y una mezcladora. Sea como DJ, barman, barredor, limpia caños… lo que sea. Ya que en esas épocas no había tanta oferta, ni alternativas, ni los precios bajos como los hay hoy en día.

Ahora con la globalización y tanto producto made in china, cualquier persona con unos pequeños ahorros puede empezar a tantear el DJ.

Algo que les damos crédito a los centros de enseñanza, es que dan la oportunidad al alumno de tocar y probar cabinas que en muchos casos no están dentro del prepuesto de alumno. Claro que eso no es todo, la labor de enseñanza, pedagogía y docencia son también importantes. Tengan en cuenta que ser un buen DJ, no significa ser un buen profesor.

Aquellos que buscan un centro no solo deben buscar las cabinas de moda, sino también asegurarse que la enseñanza vaya acorde a lo que les ofrecen, además del aforo calculado para no tener que pelear por un espacio.
Por otro lado, acudir a un centro de enseñanza no debe ser considerado como algo necesariamente malo, ni tomar a los DJs que estudiaron en ella como malos DJs, ya que realmente uno no sabe el talento que pueda tener esa persona, además si el centro cumplió con lo ofrecido.

Centros de enseñanza

dubspot_academy
Foto: Dubspot / dubspot_academy

¿Entonces, el dj nace o se hace?

En la realidad un buen DJ es una mezcla de nace y se hace, ya que nadie nace sabiendo, algunos encontraron su camino a más temprana edad que otros, pero igual empezaron sin saber y se hicieron en el camino con mucha practica y esfuerzo.

Quizás otros empiecen por alguna otra razón y a edades más avanzadas, pero igual no les quita el mérito del esfuerzo. Y aunque la frase tenga bastante sentido en blanco y negro, sabemos que el fondo que no es así. Hay personas que no saben que son buenas en algo, hasta que lo intentan o alguien los empuja a ellos.

El talento se desarrolla con el tiempo, sea que te lo enseñes, lo aprendas, lo imites o copies. Al final de cuentas, es uno el que está solo en una cabina enfrentando un público.

Educarse musicalmente, y desarrollar el criterio para elaborar sets tomas más tiempo y esfuerzo que aprender la parte técnica. Existen djs que su fuerte no está en el performance, sino en su playlist y como lo usan, como también en viceversa.

Si el DJ nace o se hace, no tiene una verdadera importancia, ya que nadie te pide tu curriculum a la hora que está bailando. La pista de baile se mide por resultados, no por: donde, quien, cuando, como o donde aprendiste.

 

¿Cuáles tu punto de vista? ¿Naciste o te hiciste?

 

Articulo tomado de: http://djexpressions.net